¿Existe el Destino?

por / 0 Comentarios / 14 Ver / 21 septiembre, 2012

¿Podemos Modificar Nuesto Destino o el Destino Ya Está Escrito?

Existe el DestinoGrandes debates provocan éstas preguntas y grandes dudas también, pero tanto los que opinan que No, que el destino no existe, se equivocan, como los que defienden lo contrario, que todo está escrito. Parece mentira que aún no hayamos aprendido. Si observamos un poco.. De la misma forma que cohexisten en el Universo el caos y el orden, de igual forma cohexisten destino y libre albedrio .

En los principios de la metafísica china. Se divide el destino en tres partes bien diferenciadas, a las que llaman: «El cielo, la tierra, el hombre».

-El Cielo es la parte del destino que no podemos cambiar. Talentos innatos, base psicológica, fisiológica, el país donde nacimos, nuestros padres. Es el lado más misterioso y enigmático del destino.

-Seguido por la tierra, este efecto pone las energías de la Tierra a nuestra disposición,podemos utilizar la tecnica que más nos guste, pero para ello deberemos estudiarla y adquirir un cierto nivel que nos garantice que lo estamos haciendo bien, podemos canalizar energias através del Feng Shui, la magia wicana, o lo que nos sea más afín
Basta pensar – es un tercio de nuestro potencial! La casa correcta ,apoyar los derechos humanos en todas las esferas. Además, podemos usar la energía para corregir las influencias, favorecer la suerte. Y aquí está, los milagros comienzan a suceder. Una de las maneras más fáciles consiste en aumentar la energía de los elementos de la casa que son útiles para nuestro propósito. Como por ejemplo : Poner un acuario en el lugar adecuado y de inmediato comienzan a crecer los ingresos, será magia?, hemos sido capaces de canalizar la energía del lugar para modificar resultados.

-Y la tercera parte de nuestro destino, El Hombre, es la suerte de la persona. Nuestros pensamientos, nuestras acciones, la educación que podemos conseguir nuestro sistema de valores, la fe, es el libre albedrío que tenemos. Podemos participar en nuestro propio desarrollo, o podemos echarle toda la culpa a las estrellas y estancarnos. Pero por suerte, ya que las energias disponibles en la tierra son susceptibles a nuestro control.

Resulta que las dos terceras partes de nuestro destino, las podemos cambiar, y esto es una gran noticia.

Tu comentario

Email (will not be published)

Call Now Button